sábado, 8 de marzo de 2008

Madre Mar


Nos duerme la mar
con su beso partido de espuma y agua.
Nos acuna el rumor de sus olas
con sus versos eternos
esparcidos sobre la arena de la playa.
Y allí, entre las conchas y caracolas
de nuestros primeros juegos,
descubrimos a la diosa durmiente
con el libro de la vida y de la muerte
entre sus manos amorosas.
Algún día, ella,
tan solícita y apasionada,
al fin y a la postre madre es,
me contará un cuento...cuando despierte.

3 comentarios:

Octavio dijo...

Veo que compartimos la pasión por el mar. Volveré por aquí.

Juan Antonio, el.profe dijo...

"con su beso partido de espuma y agua".
Muy hermoso, Hécate

Anónimo dijo...

Precioso poema, nena. El mar, la mar, origen y fin de todo.