miércoles, 16 de abril de 2008

Sunset


Cuando el día va agotando sus excesos
y la noche se asoma con sus sombras alargadas,
un instinto primario me llena de magia y hechizos
mientras se desvanece mi forma;
y lo que era vano bajo el sol del mediodía,
se vuelve denso y reverbera
bajo la brisa oscura de las estrellas.

1 comentario:

mercedes sáenz dijo...

Esto me gustó mucho. Breve y bello. Dice y mucho, Cordialmente. Mercedes Sáenz