miércoles, 8 de octubre de 2008

Desde lo pequeño


A veces me detengo ante las cosas
a escuchar el tenue aletear de un ángel
modelando en ellas con infinita ternura,
sombras de la memoria ida y recuperada
que surgen ante mí
desde cualquier pliegue de luz
conque la vida acentúa su naturaleza callada.
Es entonces que renazco yo
y renacen ellas,
y de no ser más que un chato relieve
sin formas escrituradas
desde que en el origen de todo
se sembró mi escasa semilla,
vuelvo a soñar que soy senda, poeta,
laberinto de sueños, paisaje del alma.
Y vestido del verso que habita en la belleza
recompongo el gesto amargo
y salgo a la vida, renovado,
como si fuera todo verdad,
como sin creer en Dios, creyera.

7 comentarios:

Eria.. dijo...

Sea creer en dios o en lo que sea (incluso tu mism@) si te hace resurgir bienvenido sea. Besitos varios.

Shlevs, Prince of Everything. dijo...

Pues sí, colega. Creer en uno mismo y creer en Dios supongo que será la misma cosa.
Hugs

Octavio dijo...

El poema es bueno; el último verso, magnífico. Y creo que todos hemos pasado por eso alguna vez...

Shlevs, Prince of Everything. dijo...

....Todos hemos pasado por ello alguna vez, pero esa "alguna vez" hay que eternizarla, o los dioses nos apartarán de su lado y ya no seremos.
Gracias por tu comentario

angel almela dijo...

¡¡Creer en Dios!!, Ay peter..., ¿dónde quedaron aquellas catequesis de la escuela franquista?...
¡Qué ilusos eran aquellos catequistas/falangistas! o ¿Se lo creían de verdad?...
El poema, bueno, de verdad.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Shlevs, Prince of Everything. dijo...

Ángel, in illo tempore de los falangistas-catequistas era mucho más fácil creer en cualquier cosa que ahora.
En estos tiempos que corren,no sabemos si p'alante o p'atrás, creer en algo o alguien -y ya no te cuento si se trata de Dios- es tarea costosísima para el alma.
Pero yo sigo intentándolo; a ver, qué remedio...

7 dijo...

una fe
lejana,
llama a la
creencia escondida
en la conciencia,
es una voz
ya sentida,
ya viva
en el recuerdo...
¿quizas?
el lo entendió
mientras velaba
silenciosamente
por tus pasos...

"como ayer"

saudos e abraxos